Comprar una casa: pónganse en manos de un expertoComo agente inmobiliario (agente de la propiedad inmobiliaria es lo que queda más propio, valga la redundancia), tengo que decir que comprar una casa es una labor compleja, ardua y a veces frustrante para quien se decide a ello. Por eso, lo primero que me pide el cuerpo es decirles que se pongan en manos de un buen profesional que se dedica de manera integral a este menester y además no les va a cobrar ninguna comisión.

Comprar una casa es seguramente uno de los desembolsos más grandes que cualquier persona va a hacer en su vida. Se va a meter en hipotecas y estará la mayor parte de su vida laboral, y no laboral, pagando mensualmente unas cuotas que pueden hacerle no dormir por las noches.

En este punto hay que decir que no es lo mismo comprar una primera vivienda, con la que no se pretende especular. Esto es “me compro una casa porque quiero vivir en ella y quiero enraizarme, formar una familia… o lo que sea”. Y luego está quien la compra como segunda vivienda, como inversión, para alquilarla, etc…

Hoy nos fijamos en el primer punto. Comprar una primera vivienda significa, a efectos económicos, inyectar un bien inmueble a tu patrimonio. Esto es, aumentar tu riqueza y la de tu familia y poner gran parte de tu dinero en la decisión financiera más grande que el 95% de los españoles harán jamás. Y eso lo hace el 90% del anterior porcentaje sin asesorías jurídicas de por medio. A pelo.

Ya que gran parte de la vivienda que se compra/vende actualmente es de segunda mano, algunos de los inmuebles que se transfieren no tienen las garantías necesarias y lo que es peor, los procesos de compra venta tienen defectos de forma en más del 85% de las ocasiones, lo que puede repercutir en el resto de nuestras vidas de manera bastante negativa e incluso puede venir acompañado de juicios y procesos dolorosos para las dos partes.

Por eso, lo que me pide el cuerpo es decirles que no lo duden y si pretenden hacerse con alguna de las 800.000 casas que hay en venta en España actualmente, pónganse en manos de un profesional.

  • Lo que no hay que hacer:
    – confiar en que todo salga bien sin tener la información necesaria para la compra. Información es poder, que ya dijo Alvin Toffler pero ¿hasta qué punto hay que saberlo todo? y ¿es realmente útil?
    – poner una vela y esperar a que todo salga bien
  • Lo que hay que hacer:
    – Asegurarse que tanto la promotora de la casa que se va a comprar (si es obra nueva) como el vendedor (si es segunda mano), son realmente los dueños de la propiedad.
    – Ir a registro de la propiedad y asegurarse de que la vivienda está en orden (no significa que no pueda tener hipotecas, sino que no está pendiente de embargos y etc…). Sacar una nota simple y verificar que todos los pagos de contribución, gas, electricidad, agua e internet asociados a la casa están al día.
    – Conocer los impuestos asociados a la compra de la casa, que pueden incrementar el valor de la compra entre un 9% y un 12%.
    – Además de la tributación, hay que conocer jurisprudencia en caso de “avería” en los procesos de compra venta.
    – Tiempos: desde la oferta hasta el contrato de compra vente (mal llamado “arras”), y del contrato de compra venta hasta la escrituración delante del notario. No saben ustedes la de problemas que pueden surgir en el ínterin. A saber: el banco no aporta la financiación requerida, los vendedores necesitan más tiempo para el cambio de casa, uno de los propietarios tiene en usufructo la casa y no aparece en el momento de la firma, el edificio no pasa la ITE en el último mes, comprador y vendedor se atascan en los términos del contrato… y así les podría nombrar hasta cien avatares más.

En otros países como Estados Unidos o Noruega, es obligatoria la intermediación de un agente de la propiedad inmobiliaria para velar porque el proceso llegue a buen puerto. Mientras en España no se regule, los juzgados seguirán llenándose de compradores versus vendedores y viceversa tratando de dirimir problemas que se podrían haber evitado si un profesional hubiera estado ahí.

Por eso, si finalmente se deciden a comprar una casa, no lo duden. Pónganse en manos de un buen asesor. Les merecerá la pena.

Inmobiliaria

Categories: noticias

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.